El verano es tiempo de lectura. Las familias deben intentar fomentar en los jóvenes el hábito lector, que facilitará luego su aprendizaje y desarrollará su razonamiento, su fantasía, su creatividad y su capacidad expresiva. En medio del predominio de la imagen, la lectura es una propuesta necesaria para la formación de los estudiantes y de toda persona. Proponemos algunas lecturas indicadas por niveles, aunque lo ideal es plegarse siempre al gusto de los lectores. Leer por placer tiene muchas recompensas.

Para 1º y 2º de ESO:

Roald Dahl, Charlie y la fábrica de chocolate, Santillana.

Antoine de Saint-Exupéry, El principito, Salamandra.

Laura Gallero, Donde los árboles cantan, SM.

Carlos Ruiz Zafón, El príncipe de la niebla, Booket.

Cornelia Funke, Corazón de tinta, Siruela.

Para 3º y 4º de ESO:

Michael Ende, La historia interminable, Anagrama.

Gemma Lienas, El diario rojo de Carlota, Destino.

Andreu Martín y Jaume Ribera, El diario rojo de Flanagan, Destino.

Maite Carranza, El clan de la loba, Edebé.

Kate Morton, El jardín olvidado, Debolsillo.

Para Formación Profesional y Bachillerato:

Adelaida García Morales, El Sur, Anagrama.

Oscar Wilde, El retrato de Dorian Gray, Alianza editorial.

Luis Cernuda, Un río, un amor y Los placeres prohibidos, Cátedra.

Isabel Allende, La casa de los espíritus, Espasa.

Pablo Neruda, Veinte poemas de amor y una canción desesperada, Austral.

Lecturas recomendadas para el verano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *