El verano es tiempo de lectura. Las familias deben intentar fomentar en los jóvenes el hábito lector, que facilitará luego su aprendizaje y desarrollará su razonamiento, su fantasía, su creatividad y su capacidad expresiva. En medio del predominio de la imagen, la lectura es una propuesta necesaria para la formación de los estudiantes y de toda persona. Proponemos algunas lecturas indicadas por niveles, aunque lo ideal es plegarse siempre al gusto de los lectores. Leer por placer tiene muchas recompensas.

Para 1º y 2º de ESO:

Roald Dahl, Charlie y la fábrica de chocolate, Santillana.

Antoine de Saint-Exupéry, El principito, Salamandra.

Laura Gallero, Donde los árboles cantan, SM.

Carlos Ruiz Zafón, El príncipe de la niebla, Booket.

Cornelia Funke, Corazón de tinta, Siruela.

Para 3º y 4º de ESO:

Michael Ende, La historia interminable, Anagrama.

Gemma Lienas, El diario rojo de Carlota, Destino.

Andreu Martín y Jaume Ribera, El diario rojo de Flanagan, Destino.

Maite Carranza, El clan de la loba, Edebé.

Kate Morton, El jardín olvidado, Debolsillo.

Para Formación Profesional y Bachillerato:

Adelaida García Morales, El Sur, Anagrama.

Oscar Wilde, El retrato de Dorian Gray, Alianza editorial.

Luis Cernuda, Un río, un amor y Los placeres prohibidos, Cátedra.

Isabel Allende, La casa de los espíritus, Espasa.

Pablo Neruda, Veinte poemas de amor y una canción desesperada, Austral.

Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.